Claramente somos muchos más hombres practicando deportes de montaña y outdoor, en eventos y competencias somos más, y no es algo que nos emocione, es preocupante esa diferencia y desigualdad.

En cada ruta encontramos grupos en su mayoría compuestos por hombres: parejas, tercias, grupos grandes, etc, pero muy pocos que sean mitad y mitad, y aún menos, que sean totalmente de mujeres, es inaudito.

La brecha es preocupante

Si el deporte trata de unificar a la comunidad, ¿por qué dividir con premiaciones injustas?

En competencias, las bolsas de premios llega a ser diferente, hubo una competencia importante de trail en México que la bolsa de hombres era de 60mil pesos, y la de mujeres 5mil.

Siendo que ambas ramas pagaban lo mismo por dorsal, recorrían la misma distancia y ruta, al final después de tanta presión por la comunidad, la organización igualó la bolsa, pero fue por presión social.

En el deporte profesional es lo mismo, desde PGA Tour hasta ATP Tour las bolsas (son millonarias las premiaciones y por derechos de transmisión) de premios y coberturas son también menores, han logrado igualar este problema.

¿Por qué somos más hombres en los deportes de montaña y aire libre?

No es por ensuciarse, todos gozamos el lodo parejo
No es por el baño o higiene, todos nos adaptamos
No es por capacidad o resistencia, todos hacemos la misma ruta en eventos y los cortes son iguales para todos

Menos es por no poder organizarse ni ser “enemigas”
No es por todos los rollos que se han dicho durante años, “son deportes de hombres, para machos”, nada de eso…

Pero sí es por la inseguridad y preocupación que viven todos los días
Sí es por los homicidios y desaparecidas
Sí es por quienes dicen “¿qué hace una mujer sola?” o “esas cosas no son de mujeres”
Sí es porque no puede ir una mujer sola a disfrutar su deporte sin temor que algo le suceda
Sí es por los eventos que dan hasta 10 veces menos en premios a la rama que femenil
Sí es por el hartazgo de no poder salir tranquilas en este país

El hartazgo se generaliza

Es bien común y algo tan arraigado a cualquier conversación que amigas nos dicen, “quiero ir a tal ruta, pero que vayan más o algún hombre que nos cuide”, eso no tiene razón de ser, cualquier ser humano debe poder agarrar sus maletas e irse a la montaña cuando quiera sin preocupación de que algo pueda sucederle.

Todas y todos estamos hartos de la inseguridad, de preocuparnos por nuestras amigas, coequiperas, hermanas o primas y la falta de empatía y acción de los 3 niveles de gobiernos.

A tope y sin control

Como en los entrenamientos o carreras, siempre adelante y mirando atrás sólo por tener más coraje por seguir adelante. Somos una comunidad unida, aunque entre deportes nos tiramos tierra, la montaña unifica criterios y más la causa por la que luchan las mujeres.

Cualquiera a quien le han desaparecido, matado, violado a alguien cercano o lejano, o quien haya sufrido, chiflados, comentarios o algún abuso de cualquier tipo tomen todo por exigir la justicia, ninguna barda vale una vida ni vivir con inseguridad, así como han estado tomando las redes y ciudades, tomen el deporte, esta es su lucha, y hoy su conmemoración del los demás 364 días, nosotros apoyamos incondicionalmente, y siempre estaremos de su lado.

No se trata nada más de unirse a una corriente ideológica o colectivo, ni de apropiarse de una lucha, se trata de luchar por respetar y salvaguardar la vida de todas, que nunca sabes cuando puedes estar buscando justicia.

Queremos ver más vagas en la montaña, queremos verlas sin pedir compañía ni auxilio, queremos justicia y seguridad garantizada, y van por otros 364 días a exigir… ninguna revolución ha sido cómoda.

Rich Villanueva
Últimas entradas de Rich Villanueva (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *